Siempre mi azul

El azul es el color de la lejanía, de las distancias. Es el tono de la inmensidad que nos rodea, como isla, donde cual espejo se refleja el cielo y el mar. Esta colección de ROX 950 lleva la impronta de las costas de Cuba. Sus líneas  caprichosas acarician las piedras turquesas que refulgen en el brillo del metal, cual rocas bañadas por el sol… Hay elementos marinos, siluetas de peces, dibujos minimalistas que semejan las olas empujadas por el viento. La plata se transforma en elementos del paisaje marino y el agua transparente del fondo del mar. Nos descubre secretos de la inspiración de la creadora, que con sus manos y talento parece “bucear” en las profundidades, para extraer nuevas formas que llegan de pronto a nosotros convertidas en joyas contemporáneas.

Mostrando todos los resultados (12)